Inicio

¿Por qué donar sangre?


La Sangre es un componente indispensable para que el ser humano pueda vivir. La disminución de su volumen o la alteración de alguna de sus funciones puede poner en peligro la supervivencia del organismos, por eso tiene un papel tan importante en nuestro cuerpo. En pocas palabras: la sangre es sinónimo de vida porque no existe vida sin ella.

Es de vital importancia que a un accidentado o enfermo se le aporten los elementos que le falten para que pueda recuperar la función alterada. A esta operación se le denomina "Transfución Sanguínea".

La donación de sangre, además de ser un gesto generoso y desinteresado, es hoy por hoy, la única forma de salver la vida o recuperar la salud para cualquier persona que sufra un déficit de componentes sanguíneos.

Principios éticos de la donación:


Libertad: La donación es un acto libre, Usted decide donar, nadie le obliga.

Voluntariedad: La donación es voluntaria. Usted decide cuándo dona, sabiendo que su donación es siempre útil.

Gratuidad: La donación es gratuita. No reporta dinero, sólo la satisfacción de haber realizado una obra útil. Como cualquier tejido u órgano humano, la sangre no puede ser tratada como una "mercancia" por eso nunca será objeto de comercio o beneficio.

Anonimato: La donación es anónima. Usted no sabrá quién va a beneficiarse con su donación pero sí que la recibirá un ser humano que la necesite..

Solidaridad: La donación es un gesto solidario. A través de ella se instaura una nueva forma de comunicación y solidaridad entre los seres humanos.

Responsable: La donación es un acto de responsabilidad.